Dominó Arquitectura Rosario, agrupación estudiantil independiente - FAPyD - Rosario

¬ noticias y novedades ¬ dominó, quienes somos Testimonios Campañas Afiches, volantes y pósters ¬ Apuntes de Cátedras ¬ concursos, cursos, eventos ¬ otra arquitectura ¬ arte y cultura en amèrica del sur ¬ dominó trabajando ¬ enlaces ¬ contacto ¬ galería ¬ regístrate ¬ mapa del sitio ¬ buscar
Nav
Valid CSS! Valid HTML 4.01!
Jaxolotl Design
Developed by: Jaxolotl Design

Powered by: Kite Box CMS

Testimonios

Dominó Arquitectura Rosario: dominó, quienes somos » Testimonios

Rolando SupersaxcoRolando Supersaxco
...creo que me resulta prácticamente imposible hablar o escribir sobre lo que representa Domino en el transcurso de esta joven militancia por los valores y las creencias propias, fruto de las transmisiones mas fraternales que me armaron desde mi más tierna infancia, en la palabra dicha, expresada por los más grandes, por los viejos sabios, por los actos más profundos de la ternura hacia el otro, a veces mas aguerridamente, otras de épocas mas laxas, todas y cada una, siempre relacionadas con la propia capacidad de ofrendar algo, siempre desde el amor, siempre desde la carencia, ambos inseparables, carencia y recurso, como modo de transcurrir, de devenir, de atravesar, desde aquellas primeras incursiones en época de Malvinas, intentando, todavía en época de proceso casi a punto de caer, con las ganas intactas, con las fuerzas jóvenes, nacientes, apenas un germen, una semillita germinando, la dulce y dura tarea en aquel momento de refundar lo extraviado, lo quitado, lo despojado por imperio de la violencia, y de los indiferentes, un espacio de participación, un lugar q nos representaría, desde el cual pedíamos los oídos de los necios, y ahí, en aquel '82, con Malvinas de por medio, con los soldados volviendo derrotados en sus corazones, ahí mismo se empezaba a gestar en mi la acción que devendría en interminables días de charlas, laburos para sacar la "cosa" adelante, entre aquellos niños que aun éramos, para llegar después a la facultad y descubrir en aquellos comienzos de los ´90, que la "cosa" estaba dormida, escondida, que aquellos años, que aquellos momentos, aquellas ilusiones, estaban anestesiadas, y de pronto, ante el asombro, ante la mirada perpleja, empezó con fuerza venil a germinar un lugar, porque Domino, es eso, un espacio, un lugar donde ahora aquella militancia infantil tomaba la forma de la expresión de los principios que se intentaban esconder, y ahí estaba la prepotencia del desparpajo de sentir que las ideologías, los proyectos de la cultura, de la expresión popular, ahora manifestada desde la impunidad artística mas maravillosa, desde el desprejuicio, desde el sentir que se está adentro de algo que camina, que te abraza, que te protege y te fortalece, que esta ahí para que aquella ternura transmitida cuando niño, empezaba a tomar forma en cada una de nuestras miradas, abrazos, peleas, llantos, alegrías, corupanes y vinos de por medio, en el más profundo espacio de afecto que hayamos podido construir con la voluntad de todos, con el esfuerzo de todos, con las frustraciones de muchos, con las perdidas, y los encuentros , propios, ...y ahí seguimos, aun, enlazándonos, caminando de cerquita unos con otros, mirando pal' costado sabiendo que a tu lado seguro esta aquel con el que seguir viajando hacia el sueño de seguir encontrándonos con las mismas cosas que siempre amamos.


Ana ValderramaAna Valderrama

"zacuan xochitl". No se acabarán mis flores.

Cuando me pidieron que escriba sobre dominó, sobre por qué me sumé a este movimiento, se me vino a la mente Ernesto Cardenal, y con él, Nezahualcoyotl. Nezagualcoyotl, 1402-1472, Rey de Texcoco "coyote que ayuna", su madre era hija del Señor de Tenochtitlán. Texcoco era un paraíso en su reinado.

Nezahualcoyotl un día dijo:
"Compren todo lo que está en el mercado
sin regatear los precios, y repártanlo gratis.
pronto, antes que yo coma".
Yo soy macehual decía Nezahualcóyotl
Se iba disfrazado a los mercados
para oir las quejas contra el gobierno, para saber
lo que pensaba el pueblo.
Como en el tiempo de las guerrillas disfrazado.
Compuso 80 leyes
el que mueve mojones debe morir
Cada ley meditada con oración y ayuno
el que comete adulterio debe morir
y si el yerno del rey comete adulterio
debe morir.
Dictó una estricta ley forestal
para la conservación de bosques
pero vio a un niño pepenando leñita sin entrar al bosque
y suavizó la ley.
Perdonó la vida a un reo por unos versos que hizo.
Ordenó que se abrieran las puertas del palacio
a los pobres, los del mercado, los macehuales.
No le agradaba el olor de los sacerdotes
Vestidos con la piel de los desollados.
"Plántese maíz, ayote y frijol
a las orillas de las carreteras
para los viajeros, para los pobres,
no será robo, no han de morir por ello".
Ningún juicio pase de 80 días
con todas sus instancias y apelaciones
Miren que no se aumenten los impuestos.
Que se mantenga el tamaño de los tamales.
Los macehuales no sean oprimidos por los ricos.
Educación universal obligatoria.
Las 2 materias de la enseñanza universitaria:
Ixlamachiliztli (dar sabiduría a los rostros)
Yolmelahualiztli (enderezar los corazones)
Pena de muerte a los historiadores
que falsean en sus pinturas (a sabiendas)
la verdad de los hechos.
Los jueces trabajaban mañana y tarde
(salvo días de fiesta)
Con lunch en el palacio. El Ministerio de Poesía
abierto todo el día. El de Guerra
casi siempre cerrado.
Inteligentes y honrados, así han de ser los burócratas
si no no sirven las leyes
Era obligatorio para los funcionarios
Oir cantos. La mordida
prohibida bajo pena de muerte.
Los poetas y artistas excentos de impuesto
(la belleza es su impuesto)
Se multaba a los compositores de mala música.
Y así Texcoco fue la ciudad de la belleza.
Alrededor del lago Texcoco todas las ciudades en paz.
Pocos prisioneros para los dioses. "El sol tiene sed"
se quejaban los sacerdotes."
Ernesto Cardenal. "Poemas indios"

¿Qué más se podría esperar, 500 años después, de una universidad? Ví y veo en dominó ese Ministerio de Poesía que intenta dar sabiduría a los rostros Ixlamachiliztli y enderezar los corazones Yolmelahualiztli. Ví y veo en Marcelo Barrale a Nezahualcoyotl como macehual caminando por los mercados escuchando al pueblo y abriendo las puertas de su palacio.
No es casualidad que me haya enamorado de Marcelo, es que el amor, la poesía, la revolución no son cosas separadas como bien lo sabe Ernesto Cardenal.
Me enamoré de Marcelo por lo mismo que me enamoré de dominó, sólo porque vi los ojos más brillantes que jamás imagines, las manos más sensuales del mundo, una energía inagotable, un corazón enorme y unas ganas de cambiar el mundo que desborda.
Nezahualcoyotl decía:
"…no se acabarán mis flores…
…Atesoro las flores de cacao…
No Cacaos (las MONEDAS
para comprar y vender en los mercados, y no beberlas)
sino la flor.
Atesoren los millonarios sus cacaos, los dictadores,
sus xiquipiles de Cacaos
y yo las flores.

No se que más se puede esperar de una agrupación política y de un hombre, todo lo demás es más de lo mismo.



Javier ElíasJavier Elías

Dominó 1994.

Para serle fiel a mi memoria tengo que decir que si hubiera un relato acerca de los motivos principales de nuestra participación en la agrupación Dominó, sería inseparable de la historia del enorme esfuerzo que significó incorporar, a la discusión real del rol de las agrupaciones de estudiantes universitarios en la Facultad de Arquitectura de ese momento, el compromiso por una posición cultural desde donde decir las cosas inherentes a la universidad. Por supuesto esto significó romper, desde la independencia política, la hegemonía de un par de agrupaciones estudiantiles que tenían gran apoyo partidario y escaso interés por desarrollar un ámbito reflexivo de la política universitaria en relación a nuestros propios temas.
Sin embargo la batalla mayor fue y sigue siendo la difusión de un modo de enfrentar este panorama entendiendo a la producción cultural en todas sus expresiones como la herramienta que discute la política, la que construye ideologías, la que posiciona las opiniones, y a eso nuestra Facultad no estaba acostumbrada.

Esta manera en que Dominó se instaló como opción estudiantil marcó una diferencia y un rumbo a partir del cual se produjeron infinidad de eventos y hasta referenció a las demás agrupaciones, porque desde ese momento concursos, talleres, conferencias, jornadas solidarias, etc. rompieron la pasividad de la política universitaria tradicional en pos de un nuevo concepto de política, en el que las manifestaciones culturales universitarias opinaban e incidían sobre la realidad que la contenían.
A partir de ese momento se entendió que se podía hablar de ideologías haciendo proyectos, abriendo las aulas a los barrios, sosteniendo actividades artísticas y fundamentalmente construyendo cultura porque ante todo instaló la idea de que no es importante un pensamiento político sin una expresión cultural que lo trascienda.



Walter TaylorWalter Taylor

dominó sus 15 años.

    De una paciente formación estudiantil, que tiene sus inicios en el mítico taller Galli, allá desde los años 1992, tuvimos el enorme placer de ser educados por una generación de docentes que tenían inevitables inquietudes para ser fieles a la transformación de esa época.
     Nos re-planteábamos y re-veíamos todo lo que tuviera que ver con nuestra existencia en ese minucioso acto de hacerse arquitectos.
     Corrían años de fuertes intuiciones e inspiraciones, venían por delante una gran época con desafíos que trascendían toda inquietud sobre lo inmediato. El anhelo por trascender el mero paso por la facultad, nos impulsó a encontrar un modo de agruparnos, para permitir proyectar nuestras inquietudes como estudiantes.
     Generaciones de alumnos y docentes memorables, marcaron aquellos tiempos en los que nos referenciamos para dar lugar a nuestra educación.
     Como alumnos, formados en este contexto necesitábamos reinventar nuestra época, definir los valores y preguntarnos cual era el rol de un estudiante de arquitectura ante la realidad de la educación que estábamos recibiendo y la actualidad cultural y política de nuestro país.
     Se instala así, en marzo de 1994 entre un grupo de alumnos, la necesidad de tener una opinión propia sobre la formación académica que recibía nuestra comunidad. El panorama político estudiantil clásico, lejos de preguntarse estas cuestiones, solo reflejaba en el ámbito de la universidad, la discusión netamente partidaria nacional, dejando de lado toda inquietud pertinente a la verdadera discusión que nos interesaba llevar a adelante, la de la formación como arquitectos.
     Surgen de este modo una natural necesidad de constituirnos como grupo que lograra tener una opinión en el gobierno de nuestra facultad, después de discursar con docentes que ayudaron a despertar y aclararon nuestra inspiraron, como el arq. Luis Appiani y Carlos Leo Galli, decidimos armar dominó, una agrupación con fuerte carácter independiente, para poder representar las inquietudes de una población de alumnos que necesitaban verse identificados con un pensamiento participativo desde lo cultural y académico, esencialmente para poder seguir hablando de arquitectura en nuestra facultad.
     Confiábamos en una construcción de alta participación estudiantil, con el fin de ser protagonistas de la vida y el crecimiento en el ámbito universitario. Ese anhelo que era como un sueño en aquella realidad, hoy ya cumple 15 años de incansable participación, de muchas generaciones de estudiantes, gran mayoría, hoy ya arquitectos, que confiaron en el protagonismo de formar parte de la discusión contemporánea.



Quique FrancoQUique Franco

Los 90', años de desenfado.

Corazones inquietos, de sangre ardiente y pasiones salvajes infundadas en una arquitectura de espíritu mítico y revolucionario, trasmitida desde la palabra vertiginosa y desestructurante del flaco Galli, desde la tozudez inquebrantable del cabezón Perazzo o de la gesticulosa expresividad del gordo Appiani.

Entrábamos a la escena política universitaria desde el lugar menos pensado, un taller de Proyecto. Queríamos propagar el germen, contagiar al resto de los estudiantes, infectando de nuestra arquitectura la facultad. Veíamos en la figura del flaco como Vicedecano, la posibilidad de cambiar algo, aunque el no estuviera muy convencido.
Creo que las ganas que teníamos estaba sostenida por el deseo de trasmitir y difundir nuestro sentimiento de pertenencia al Taller, nos identificábamos con todo lo que trasmitíamos, aunque cometíamos muchos errores por nuestra ingenuidad y falta de experiencia, minimizábamos todas las situaciones adversas y con la camiseta puesta en el alma nos jugábamos por lo que creíamos .
Indudablemente el sentido de identidad era algo fuerte, si no, hubiera sido difícil de entender como gente tan distinta formaba parte de la "movida cultural", termino con el cual nos gustaba autodenominarnos. Estábamos todos adentro, del grupo de P.A.III, salieron los candidatos principales para el Consejo, como el indio Gorosito y el chelo Kopca, no faltaron las chicas mas lindas del taller, como la Negra, Gabriela, Yanina y la Vero; ni los chicos de los pueblos como Germán y Elina y tampoco los de los barrios como Walter, el Turquito, Marcelo Tironi, el gato Liotta, el negro Córdoba ( estos últimos, mis dos grandes amigos ) y yo.
Marzo nos encontraría reunidos, armando la lista junto con algunos docentes del Taller y deliberando como afrontar lo desconocido. El diseño del voto a cargo del autor del nombre, Germán Geminale y la idea de construir un espacio como propaganda, surgía como un gesto mas comprometido con nuestro ámbito y nuestra disciplina.
Abril, mes de las elecciones, las cartas estaban echadas, en el ambiente se percibía que algo iba a pasar, algunos miembros de otras agrupaciones apelaban a recursos desleales para intentar detener lo inevitable. El boca a boca había funcionado bastante bien y los números nos daban dos consejeros adentro, esperábamos con ansias el recuento de los votos.
Entre los cánticos cruzados de los militantes de las otras agrupaciones, los integrantes de la Junta empezaban a abrir los sobres, una mezcla de sensaciones extrañas nos inundaba, al ver salir los votos y escuchar como música la palabra mágica, que de vez en cuando se repetía y prolongaba así la emoción, dominó, dominó, dominó.

Al final de la jornada, el cansancio extenuante no podía evitar el festejo loco por cumplir con creces las expectativas creadas. Ya se vislumbraba un escenario diverso, pero para nosotros lo mas importante no eran los logros obtenidos, era sin dudas llevar al ámbito político aquello que había surgido desde lo mas profundo de nuestras convicciones y que aviamos realizado con gran esfuerzo entre todos, convencidos de estar construyendo las bases de un espacio diferente a todo lo conocido .

Quique Franco

Primera participación de dominó en  las Elecciones estudiantiles
Cesar Gorosito, Elina Bianchi, Walter Taylor, Marcelo Tironi, Florencia Grillo, Quique Franco, Verónica Orué y Germán Geminale.
Primera participación de dominó en las Elecciones estudiantiles de la Facultad de Arquitectura de la UNR. Abril de 1994.



................ Es muy interesante, en los testimonio subidos a la página, ver como un hecho histórico, como lo es dominó, es relatado desde el afecto, desde el sentimiento.
También desde el compromiso, de la pasión y el amor, y desde el deseo.

La arquitectura en su dimensión cultural, fue el objetivo desencadenante, pero también lo artístico, lo social y lo político siempre fueron dimensiones latentes o subyacentes. Es claro que para este grupo, el espacio universitario nunca fue motivo de disputa de poder, sino las motivaciones eran y son otras.
En los setenta, el peronismo inundaba la universidad, los sindicatos, el arte, la literatura, el cine, la calle, las mentes y los corazones.
En los ochenta todo era distinto. Lo que quedó después de la catástrofe del proceso militar, sólo actualmente después de 25 años, está volviendo con mucho dolor y confrontación, a su cauce, sin encontrar la "forma de la época", y con posibilidades ciertas de fracaso.
El radicalismo copó la universidad pública argentina, el alfonsismo se hizo cargo de la "normalización", y parió todos los rectores y decanos, de La Quiaca a Río Negro. También impuso su "manera", únicamente relativizada por la creación de todas las universidades públicas nuevas de los noventa (aproximadamente duplicando el número histórico, o sea pasó de 17 en los ochenta a unas 35 o más en la actualidad), y el escándalo de Schuberoff en la UBA. Esto dio, una red más compleja y plural en lo político, que actualmente se expresa en la oferta académica nacional.
En Rosario, por ejemplo en la Facultad de Arquitectura, hubo una experiencia atípica que ganó el centro de estudiantes y volteó al decano Gorodischer, se llamó "el Frente", dirigido por Susana Paganini, Oscar Urruty y otros, estaba el peronismo, el pc, el partido intransigente, la franja liberación, los independientes, etc. Todo lo que no era la franja oficialista, y el socialismo se mostraba incipientemente.
Duró lo que un suspiro y un amor. La jup tuvo una breve existencia antes de terminar los ochenta.

También, avanzados los noventa, las experiencias alternativas fueron muy efímeras.
Se expandió el menemismo en el país y el socialismo rosarino, y a mitad de la década, cuando se instaló en la UNR, en forma prácticamente repartida por igual, entre el radicalismo y el socialismo, una dura interna entre el sector radical del rector Millet y la franja, desencadenó -efecto inesperado y muy fértil-, un accidente en realidad, la aparición de los que se llamó agrupaciones independientes, en varias facultades, arquitectura, agrarias, veterinaria, derecho, ciencias políticas, etc.
En arquitectura, el proyecto anidó en nuestra cátedra como un verdadero desafío, donde el Flaco Galli luchaba por hacer escuchar su propuesta cultural innovadora y transgresora (o mejor dicho, todos luchábamos para que él sea escuchado, tal vez él mismo no estaba muy decidido).
Encontró un grupo de jóvenes docentes y estudiantes dispuesto y preparado, con mucha potencia y "pidiendo pista" hacia ya un tiempo. Está claro que la iniciativa se construyo en 48 horas y de la nada sacamos 2 consejeros, con muchos votos, y lo arrojamos al Flaco al sillón del Vicedecano.
Luego vinieron las Cátedras Libres, la movida cultural de Rosario, la vocación "natural" por la extensión, las revistas, Miralles, Thom Mayne, Claudio Vekstein, los viajes.
Fallecido el flaco en el 2000, y por premura del contexto, dimos vuelta la mirada a América del sur, y en eso todavía estamos. Un amigo, Gerardo Caballero, siempre me decía: "yo no entiendo porqué vos tenés que armar tu propia agrupación y tu propia revista, no ocurre en ninguna universidad del mundo". También se lo decía a Perazzo. Prometo en el futuro escuchar mejor.


El dominó, siempre fue, es y será un fenómeno ideológico-cultural, no atado a las coyunturas políticas ni a las formas previstas. Su primo, un tal periférico que dice llamarse matérico, tampoco se sabe en que anda, ni en que andará.
Vagan juntos por el turno noche, entre los yuyos, los fogones, el bodegón de 27, la bajada España, mengano o el blanco, entre el secreto y la magia, "donde se encuentren los hombres", con una copa en la mano, alrededor de una mesa reparadora con mantel de papel o de hule.
En plena adolescencia, con sólo 15 años, han hecho su experiencia en lo que llamamos -parafraseando a los amigos chilenos de la UCV-, "estudio, trabajo y vida".
Actualmente, han conseguido adquirir para la caravana, no se sabe bien a qué precio ni con qué artilugios, un importante séquito de jóvenes mujeres, dominantemente esclavas blancas de origen italiano, alguna francesa, también pelirrojas, es decir en el clásico gusto de los salvajes pampas, que seguramente le proveerán en el futuro, heredad......................
:: Dominó Arquitectura - Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño - FAPyD UNR - 2000 Rosario - Santa Fé - Argentina ::